Jeff Bezos piensa construir un parque de atracciones en el espacio

Jeff Bezos piensa construir un parque de atracciones en el espacio

Para 2030, Blue Origin quiere construir una nueva estación espacial para poner en marcha la economía espacial y que Jeff Bezos se divierta un poco.
Créditos foto/video
GQ España

 

Orbital Reef será una estación espacial de uso comercial: es la última idea de Jeff Bezos y su empresa espacial Blue Origin que acaba de llevar al espacio a William Shatner, el actor que interpreta al capitán James Kirk en la serie original de Star Trek, y trabaja en el proyecto con la otra empresa de vuelos espaciales, Sierra Space.

Y si al principio sólo será un punto de apoyo para los investigadores, los clientes industriales y los socios internacionales, más adelante podría transformarse en un lugar de aterrizaje para el turismo espacial y en un auténtico parque de atracciones para los superricos. Con un horizonte temporal no muy lejano, ya que las dos empresas pretenden construirlo a finales de esta década.


Cómo será Orbital Reef

Con un volumen interno casi tan grande como el de la Estación Espacial Internacional, Orbital Reef podrá albergar hasta 10 personas, con zonas separadas para la investigación científica. Jeff Bezos pretende crear un "parque empresarial de uso mixto" en el espacio que tendrá múltiples puertas y amarres para permitir el acoplamiento de diferentes naves y módulos espaciales gracias a una arquitectura de sistema abierto que realmente permitirá a todos utilizar las instalaciones, incluidas las agencias espaciales, las empresas de viajes, los empresarios y los inversores, entre otros.

Blue Origin proporcionará servicios a medida para el uso de la estación: desde el transporte hasta el alquiler del espacio, pasando por la asistencia tecnológica con hardware e instrumentos robóticos. En definitiva, una especie de puerto espacial abierto a 360º con posibilidades ilimitadas de desarrollo tanto en el ámbito económico como en el del turismo espacial. "Como principal destino comercial en la órbita baja de la Tierra, Orbital Reef proporcionará la infraestructura esencial necesaria para abrir nuevos mercados en el espacio", escribió Blue Origin en su comunicado de prensa de lanzamiento.


Cuánto podría costar

Blue Origin ha decidido construir una estación espacial aprovechando los incentivos que ofrece la NASA para llevar a cabo este tipo de proyectos. En un esfuerzo por superar gradualmente la anticuada y costosa ISS (la NASA gasta unos 3.000 millones de dólares al año en mantenimiento y tripulación), la agencia estadounidense ha conseguido el apoyo de empresas privadas para llenar la órbita baja de la Tierra con estaciones espaciales privadas, con aportaciones de hasta 400 millones de dólares para financiar sus ideas.

Publicado

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon