Desaparición de pruebas complica caso de «narcofiscales» en el Valle del Cauca

El caso judicial que ha puesto en el ojo del huracán a los fiscales Iván Aguirre y Ana Victoria Nieto, acusados de supuestamente colaborar con organizaciones criminales en el Valle del Cauca, ha enfrentado un contratiempo significativo: la desaparición de al menos una docena de elementos materiales probatorios esenciales para el proceso.

Ambos fiscales, que además comparten una estrecha relación con la vicefiscal General, Marta Mancera, enfrentan graves acusaciones de haber manipulado el sistema de justicia en beneficio de la mafia local. No obstante, la pérdida de estos documentos y pruebas podría dificultar gravemente la acusación en su contra.

Según un informe oficial de la Fiscalía, entre los elementos desaparecidos se encuentran informes de policía judicial, actas de entrega, registros de inspecciones a distintos lugares y una serie de declaraciones cruciales, destacando la del testigo principal, Juan David Rengifo, cuyo testimonio fue fundamental para desencadenar las investigaciones contra los fiscales.

El proceso ha visto la intervención de tres fiscales distintos: José Fredy Restrepo, Álvaro Betancourt y, actualmente, Alejandra Cucunubá. A pesar de esto, sigue siendo un misterio en qué momento exacto se produjo la pérdida de las pruebas y evidencias.

Un documento que fue revelado por Caracol Radio señala que, hasta el momento, el único sospechoso de esta desaparición es un policía judicial, identificado como el último funcionario en acceder al almacén de evidencias. Sin embargo, aún está por determinarse si esto ocurrió en Bogotá o en Cali.

La audiencia de preparatoria de juicio contra los fiscales Ana Victoria Nieto e Iván Aguirre está agendada para este miércoles y jueves. La desaparición de pruebas se ha convertido en un tema central, y muchos esperan respuestas claras sobre cómo pudo suceder algo así en un caso de tan alta relevancia para la justicia colombiana.