Desde la niñez es clave enseñar el hábito del ahorro

Desde la niñez es clave enseñar el hábito del ahorro

Es fundamental que los niños se diviertan y vean el dinero como una forma de hacer las cosas interesantes y posibles.
Créditos foto/video
Cortesía.

Un par de preguntas claves para el bolsillo son: ¿ha intentado hablar con los más pequeños de la casa sobre el ahorro?, ¿Cree que es posible crear hábitos financieros desde la niñez? Aunque suene complicada, esta tarea es mucho más sencilla de lo que parece y vale la pena intentarlo.

De hecho, un estudio de la Universidad de Cambridge muestra que los conceptos y hábitos financieros se forman hasta los siete años. Así, quienes aprenden en la niñez tienen mayores probabilidades de desarrollar una relación más saludable con el dinero a lo largo de su vida adulta.

A propósito del tema, la firma Nu Colombia brinda los siguientes consejos para que cultive este hábito en los niños:

  • Deles una mesada

No hay forma de ahorrar dinero si no hay nada que ahorrar. Los niños no desarrollan el hábito solamente observando a los adultos. Necesitan tener su propio dinero y aprender a administrarlo.

Entrégueles una cantidad fija semanal o mensual y explíqueles que deben cuidarla para pagar lo que quieren, desde una colombina hasta un videojuego, por ejemplo. De esta forma, irán comprendiendo la importancia de la planeación para alcanzar los objetivos.

  • Ayúdelos a establecer metas

Todo niño sueña (¡y mucho!). Esto es natural, esperado y debe fomentarse.

Cuando sus hijos o los niños de su familia pidan un juguete o, por ejemplo, quieran hacer un viaje, establezca una meta de ahorro de dinero para que tengan acceso a lo que anhelan.

No se trata necesariamente de que paguen el precio completo por lo que quieren; según el caso, el valor puede incluso ser simbólico. Lo importante es que tengan un objetivo y participen en la conquista del mismo. Cuando lo logren, tendrán un incentivo inmediato para seguir ahorrando y soñando.

  • Anímelos a ahorrar siempre un porcentaje fijo

Ya sea una mesada o un regalo, es recomendable enseñarles a los más pequeños a separar siempre un porcentaje del valor, ya sea el 10%, 20% o incluso el 50%. Lo importante, en este caso, es crear el hábito de guardar algo del dinero que se les da.

Si se pregunta: “¿por qué no todo?”, la respuesta es que esto no sería educación financiera, sino exageración. Es fundamental que los niños se diviertan y vean el dinero como una forma de hacer las cosas interesantes y posibles. De lo contrario, la misión de ahorrar dinero no será estimulante.

  • Enséñeles sobre inversiones

Por supuesto, no tiene que hablar de renta fija o variable. Lo importante es mostrar, en la práctica, lo que se puede generar con dinero.

Tome la iniciativa y propóngales ahorrar algo de su dinero y coordinar una fecha para la devolución. Mientras tanto, invierta el dinero en una inversión de bajo riesgo (por ejemplo, una cuenta de ahorro) y devuélvalo con intereses.

Al recibir la devolución del dinero, los niños comprenderán que el dinero puede rendir. Entonces será el momento de explicar, de forma sencilla y coherente con la edad, cómo rinde el dinero cuando se invierte.

Publicado

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon