Empresarias colombianas decidieron apostarle a la democratización de la educación de emprendimiento

Empresarias colombianas decidieron apostarle a la democratización de la educación de emprendimiento

Las personas que cuentan con una educación en emprendimiento tienen hasta 5 veces más crecimiento en ventas en sus empresas.
Créditos foto/video
Cortesía.

En la actualidad, Colombia es un país de emprendedores y la pandemia sirvió como motor para que muchos decidieran apostarle a crear empresa. Sin embargo, no es tarea fácil pues de acuerdo con datos de Global Entrepeneurship Monitor (GEM), seis de cada diez personas quieren ser emprendedoras y solo una logra ser exitosa. Con el propósito de hacerle frente a estas cifras, dos empresarias colombianas decidieron apostarle a la democratización de la educación de emprendimiento.

Es que con la convicción de que con la educación se puede llegar más lejos y más rápido, y que el emprender no es la excepción, las hermanas Mayra y Lorena Roa crearon “los ‘Bootcamps de Panal’, entrenamientos intensivos para construir una empresa, lanzar un nuevo producto o servicio de forma estructurada donde se aplican 50 pasos que desarrollamos condensando la metodología de universidades como Babson College y Harvard para que los emprendedores logren atravesar el ‘Valle de la Muerte’, periodo en el que se llega a punto de equilibrio y que puede durar en promedio hasta tres años, y según explica Mayra Roa, cofundadora de Panal ed-tech.

Los entrenamientos son para tres tipos de perfiles: personas que quieren emprender pero no saben cómo hacerlo; personas que ya emprendieron pero que no venden porque en el proceso de creación algo no quedó bien estructurado y, personas que venden pero no crecen.

Igualmente, están formados por cinco niveles, que se desarrollan en un tiempo de tres años, donde el primero consiste en la creación del emprendimiento, en decidir si lanzarse al ‘Valle de la Muerte’; el segundo, en hacerlo y encontrar el valor de lo que se ofrece al mercado; el tercero, en buscar crecer para poder salir del fondo del valle; el cuarto, en sobrevivir buscando estabilidad, y el quinto y último nivel, en escalar para lograr el punto de equilibrio y masificar el emprendimiento.

A lo largo de los pasos, y de la mano de coaches, masterclasses y plataformas tecnológicas, los emprendedores aplican metodologías como The Lean Startup, Design Thinking, Canvas, Disciplined Entrepreneurship y Gear Up que las empresarias han querido democratizar.

Según Mayra, “Colombia es un país con mucho talento y espíritu emprendedor, sin embargo, muchos de quienes deciden apostarle a crear empresa no logran sobrevivir porque tienen desconocimiento en aspectos claves y toman decisiones en el momento equivocado. La realidad es que las personas que cuentan con una educación en emprendimiento tienen hasta 5 veces más crecimiento en ventas en sus empresas que aquellos que estudian otras carreras”.

Hasta el momento, los ‘Bootcamps de Panal’ han logrado sacar a decenas de personas del ‘Valle de la Muerte’, de las cuales el 70% eran empleadas cuando iniciaron el programa y actualmente son emprendedores exitosos que venden entre 30 y 100 millones de pesos mensuales.

Uno de ellos es Andrés Hincapié, creador de Fráktal, quien anteriormente había tratado de emprender sin éxito, y quien argumenta que "con mi negocio actual fue diferente, pues con la asesoría de Panal emprendí de forma profesional y estructurada. Guiado por su metodología logré conseguir clientes e inversionistas convirtiéndonos en una empresa más industrializada. Hasta el momento tenemos una capacidad instalada de entre 1.500 a 2.500 millones de pesos”.

Publicado

Espacio Publicitario

Contenido promocionado

maestría