Los límites tradicionales del espacio de trabajo se están redefiniendo en la “nueva normalidad”

Los límites tradicionales del espacio de trabajo se están redefiniendo en la “nueva normalidad”

La infraestructura digital necesaria para apoyar el trabajo en remoto ya está disponible.
Créditos foto/video
Cortesía.

Las empresas en Colombia están viendo la oficina como un espacio para la colaboración y la conexión entre sus empleados, el papel del lugar de trabajo está cambiando y convirtiéndose en un entorno más intencionado, definido por su capacidad de acercar a las personas y los equipos.

Según la multinacional Cbre, este cambio tiene importantes repercusiones de cara al diseño de oficinas, la planificación y la igualdad en el lugar de trabajo, y por ello es necesario equilibrar las experiencias de los empleados presenciales y los virtuales.

Felipe DeFrancisco, director de la empresa en Colombia y Ecuador, aseveró que “en esta nueva normalidad, las empresas tendrán que crear oficinas diferenciales en las que los empleados trabajen a gusto. Esto dará lugar a enfoques más orientados al usuario en los que las empresas diseñen sus oficinas en torno a las necesidades de su equipo. Hemos notado que nuestros clientes han rediseñado o creado sus oficinas con una tendencia hacia la flexibilidad, productividad, tecnología, colaboración, seguridad, movimiento y sostenibilidad”.

Después de un experimento a gran escala en materia de trabajo en remoto provocado por la pandemia del coronavirus, los límites tradicionales del espacio de trabajo se están redefiniendo. En la “Encuesta de Opinión” más reciente de Cbre, en la que participaron 10.000 empleados de 18 países, el 85% de los encuestados afirmaron que preferirían trabajar en remoto al menos dos o tres días a la semana de ahora en adelante.

El enfoque más popular del trabajo híbrido pasa por establecer unas directrices sobre quién puede o debe estar en la oficina y cuándo y llaman a este enfoque trabajo híbrido con límites, una fórmula adoptada por el 78% de las grandes empresas con 10.000 o más empleados.

Agregó que “el trabajo híbrido va más allá de ofrecer a los empleados la opción de trabajar de forma remota o en la oficina. Requiere entender las necesidades únicas y estilos de trabajo de empleados y equipos. En el país, algunas piden a sus empleados que acudan a la oficina una serie de días a la semana. Otras, en cambio, están adoptando un enfoque por equipos, de manera que algunos grupos pasan más tiempo en la oficina que otros. Sin embargo, es clave asegurarse de que los empleados que trabajan en remoto sean visibles, estén implicados y tengan las mismas oportunidades que sus homólogos en la oficina física”.

La multinacional ha desarrollado una guía para realizar con éxito la transición al trabajo híbrido, de acuerdo a experiencias con clientes en Europa, Asia y Estados Unidos. Por supuesto, cada empresa tendrá unas necesidades concretas, pero las siguientes recomendaciones ofrecen estrategias prácticas que las empresas pueden adoptar para simplificar el cambio:

Publicado

Espacio Publicitario

Contenido promocionado

maestría