Indiferencia con Argelia

Durante el pasado periodo de gobierno departamental y el presente, la situación de orden público de Argelia ha desbordado las capacidades de los mandatarios departamentales de turno. Y no es solo la imposibilidad de parar un conflicto armado, ahora se critica la pasividad del gobernador del Cauca para atender las víctimas de la crisis humanitaria de los desplazados. Y esta especie de indolencia institucional está incluso enardeciendo los ánimos de algunos diputados en la Asamblea departamental.  “Ha sido muy mala la atención que han tenido las víctimas de nuestro municipio por parte de la Gobernación y de la Alcaldía payanesa. De la alcaldía las mandan a la Gobernación y de allí a la Defensoría del Pueblo. Y allí, que por el Covid, ni siquiera les toman una declaración”, denunció el corporado de Argelia, Victor Armero, al referirse a los desplazados que han venido desde Argelia para buscar ayuda en la capital caucana.  Increíble. Armero indicó que esta conducta de Elías Larrahondo es inaceptable debido a que la crisis en Argelia ya suma un año en el que se han dado 20 desplazamientos masivos forzados.
La situación de varios municipios del Cauca respecto al orden público y al dominio territorial de organizaciones criminales no tiene perspectivas de mejorar en el corto plazo. Y siempre Argelia, es el caso más dramático. Las estructuras criminales siguen disputándose a sangre y fuego el multimillonario negocio del cultivo y la fabricación de estupefacientes. Allí la presencia del Estado es apenas testimonial y la verdadera autoridad la ejercen las organizaciones armadas al margen de la ley.  Más de 26 mil habitantes de Argelia, siguen en medio delas balas. 
Han vivido momentos tan críticos que las mismas autoridades municipales hicieron un llamado ya no al gobierno si no a los organismos internacionales. En su momento la Alcaldía municipal de Argelia Cauca, hizo un llamado a los organismos de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, para que contribuyan a la búsqueda de una solución a la difícil situación de conflicto que afronta este territorio. Hoy, la situación es aun peor. Durante los últimos días se han venido presentando fuertes enfrentamientos entre los grupos armados organizados, GAOr, como: Carlos Patiño, el ELN y la Segunda Marquetalia. Durante los últimos meses han sido desplazadas aproximadamente ochenta familias.  Es decir, en Argelia se sienten abandonados. Sus gentes tienen las libertades limitadas por parte de los actores armados. El año pasado se hizo una caravana por la vida. El propósito era presionar para que los grupos delincuenciales dejarán fuera de las confrontaciones a la población civil, pero esos es un imposible.  El mensaje de paz cayó en oídos sordos.  Mientras los cultivos de uso ilícito y la producción de estupefacientes sea el motor económicos de Argelia y el Cañón del MIcay, no podemos esperar que haya paz, pues el negocio es multimillonario y los grupos criminales no lo van a soltar . 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

rimax