Brotes de paz en el Cauca

En este espacio editorial siempre destacamos los esfuerzos de paz que llegan a buen término, pues son la prueba de que cuando hay voluntad y deseos de cambio, las sociedades y los individuos pueden tener una segunda oportunidad en torno a la sana convivencia, el diálogo y el encuentro. Es la demostración de que a pesar de que un sector político y de Gobierno ha intentado por todos los medios destrozar los acuerdos de Paz, y desafortunadamente para el país lo han logrado en muchos aspectos, hay pequeños brotes verdes que nos hacen abrigar la esperanza de que puede haber un país posible para las futuras generaciones. Y esos brotes verdes casi siempre tienen que ver con los procesos de reinserción en el que a pesar de todas las dificultades y las amenazas que sufren los desmovilizados, algunos logran reincorporarse a la sociedad civil a través de procesos productivos que generan empleo y mejoran la calidad de vida de las comunidades. En esta ocasión destacamos la graduación de un grupo de reinsertados que se graduaron como técnicos en ‘Procesamiento de café con énfasis en trilla, tueste y análisis sensorial’, en la zona rural de Cajibío. Luego de meses de formación intensiva, un total de 31 ciudadanos; 17 personas en reincorporación, una en reintegración y 13 de la comunidad, recibieron un título que los certifica como expertos en tostión y cata de café.
Esta formación se desarrolla en el marco del Modelo de Entornos Productivos, creado en el 2014 por el gobierno de Santos, cuyo objetivo es fomentar el desarrollo de competencias académicas, laborales y psicosociales en las personas que avanzan en su retorno a la legalidad y fortalecer su perfil de empleabilidad y productividad. Se contó con el concurso de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)  y el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz (MPTF).
Pero no es solo este logro de la paz, pues por otro lado, se dio en la región el fin al proceso de implementación de la figura de promotores comunitarios de paz y convivencia, establecidas en el Acuerdo de Paz, esto convierte al Cauca en el primer departamento a nivel nacional que culmina dicho proceso.
Los promotores de paz y convivencia son personas naturales, reconocidas en su territorio como mediadores, líderes y defensores de derechos humanos. Son postulados por sus comunidades y estimulan de manera voluntaria la convivencia ciudadana impulsando los Métodos de Resolución de Conflictos (MRC) y la promoción y defensa de los derechos humanos.
Estos dos logros son muy significativos, a pesar del caos y la violencia que azotan el Cauca y el país, pues demuestran, como hemos dicho, que la paz es posible.  

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

Contenido promocionado

maestría