Delitos electorales

Aunque aquí estemos acostumbrados a que se violen permanentemente las disposiciones y restricciones en cuanto a participación política de funcionarios públicos; aunque estemos habituados a que se haga proselitismo en las entidades del estado, (aunque sea de manera soterrada, a escondidas, con teléfonos apagados) aunque los funcionarios y contratistas oficiales sepan que cuando firman un contrato también están firmando un compromiso irreductible para apoyar al político que le consiguió el puesto o el contrato , a pesar de todo ese folclor de nuestra política, hay que decir que las normas y los delitos electorales existen. El Código Penal Colombiano contiene 16 delitos electorales. 
Es muy importante que todos los colombianos los conozcan para que puedan denunciar su comisión ante la Fiscalía o ante la  Procuraduría. Entre los más importantes están: La perturbación del certamen democrático, que es impedir que la gente vote o que se haga escrutinio, con engaño o con violencia. Y ojo a este: Constreñimiento al sufragante, cuando se amenace o presione por cualquier medio a un sufragante con el ¬objetivo de obtener apoyo o votación por determinado candidato o lista. Fraude al sufragante: engañar al sujeto para que vote por alguien.  Corrupción al sufragante: El que celebre contrato, prometa, pague o entregue dinero, dádiva u ofrezca beneficio  en favor de un tercero a un votante con el propósito de sufragar por un determinado candidato. Voto fraudulento: El que suplante a un sufragante, o vote más de una vez, o sin derecho consigne voto en una elección. Favorecimiento al voto fraudulento: El servidor público que permita suplantar a un sufragante, o votar más de una vez o hacerlo sin derecho. Mora en la entrega de documentos relacionados con una elección. Alteración de resultados electorales. Ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédula. Denegación de inscripción de candidatos o listados. Fraude a inscripción de cédulas. Tráfico de votos, el que ofrezca los votos de un grupo de ciudadanos a cambio de dinero o dádiva con la -finalidad de que dichos ciudadanos consignen su voto en favor de determinado candidato, partido o corriente política. Financiación de campañas electorales con fuentes prohibidas por la ley. Violación de los topes o límites de gastos en las campañas electorales. Omisión de información del aportante. Elección ilícita de candidatos, Quien sea elegido para un cargo de elección popular estando inhabilitado. 
Recordemos que estos son delitos penales, que dan cárcel o multa. Si algún día queremos que esto cambie de verdad, los ciudadanos debemos poner de nuestra parte y denunciar cualquier irregularidad.  
 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon