¿Politiquería en el Sena Cauca?

Muy delicada la situación que advierte el sindicato del Sena sobre el supuesto movimiento de personal de nómina por motivos políticos. Muy delicada pero a la vez muy ‘normal’ en una democracia que se mueve por un motor clientelista. Es un secreto a voces que instituciones como el Sena son botines para comprar y negociar intereses y votos. En los corrillos patojos, la gente entendida en tejemanejes politiqueros, y de eso aquí abunda, sabe perfectamente a cual representante o senador pertenece esta o aquella entidad, y el Sena es una de esas monedas de cambio tradicionales. 
Sin embargo, ahí está el drama de contratistas, algunos con más de 15 años de experiencia que de un momento a otro se ven en la calle porque el político de turno le debía un favor a alguien y se lo paga enganchando al cuñado o a la hermana.   
En comunicado oficial, Sindesena denunció que los Comités evaluadores de la entidad, de forma extraña han venido comunicando a antiguos contratistas que no siguen en funciones. Mientras por otro lado van ingresando nuevas caras sin ninguna trayectoria ni relación anterior con la institución. La pregunta que lanza el sindicato es por demás inocente, pues sus mismos miembros saben cuáles son esos intereses: ¿A qué intereses obedecen estas presuntas irregularidades que dejarían por fuera a cientos de instructores con experiencia, para ser reemplazados por otros, posiblemente sin o con menos experiencia Sena?
Según la organización sindical, el método para realizar este supuesto trapicheo de puestos es la aplicación de un cuestionario por parte de la Escuela Superior de Administración Pública, Esap mal enfocado y con tiempo mínimo para responder, por medio virtual. Al parecer la plataforma tuvo algunos desperfectos que dejó fuera de concurso a muchas personas.
Por estas razones Sindesena manifestó que “nos declaramos en alerta ante posibles movimientos motivados por intereses ajenos a la Formación profesional para la región, y al igual que lo hemos hecho en ocasiones anteriores no dudaremos en denunciar las arbitrariedades que puedan cometerse en perjuicio de buenos trabajadores y de la imagen institucional. Actuaciones que, en otros momentos, incluso han llevado ante la Procuraduría a nefastos congresistas de la región”. Además anunciaron acompañamiento jurídico para los afectados.  Podríamos concluir este espacio editorial como siempre, haciendo un llamado a los organismos de control para que le pongan la lupa a esta denuncia, pero sería cándido porque eso no va a ocurrir, es algo que se sabe y se deja pasar, y que de alguna manera la gente acepta, es parte de nuestra cultura democrática, pues nadie apoya a los candidatos por amor a la patria, siempre se espera algo a cambio. No sucederá además por otra razón simple; los organismos de control también están permeados por la política y nadie se va a mandar a investigar a sí mismo, pues entre bomberos no se pisan la manguera. Es una pena. 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

rimax