¿Está de viaje? No olvide cuidar su piel

Para cada temperatura, cada actividad que vayamos a realizar, cada zona que visitemos, sin importar cuál sea, siempre debe haber algunos cuidados.

En la actualidad, frente a la protección de la piel y los cuidados que se debe tener es mucha es la información que circula en las temporadas de vacaciones, cuando uno más se expone, pero desafortunadamente las personas bajan la guardia cuando viajan a destinos de clima frío, un error que lleva a daños irreparables.

Por tal motivo, marcas como Isdin les enseñan a las personas que para cada temperatura, cada actividad que vayamos a realizar, cada zona que visitemos, sin importar cuál sea, siempre debe haber algunos cuidados

Todo se trata de hábitos, cada cuerpo responde de cierta manera frente a los climas que se enfrenta, haya algunas personas a las que la piel se les reseca en clima frío, y les sucede lo contrario en clima caliente, donde se dice que a algunas personas la piel se les pone ¨grasosa¨, todo esto tiene un por qué y hay formas de proteger la piel en cada uno de estos destinos.

Para las personas que viajan a climas cálidos, que van a estar bajo los rayos del sol, en plan de piscina o playa, es supremamente importante que usen fotoprotectores de amplio espectro con un SPF mínimo de 50 para asegurar una alta protección, deben elegir la textura adecuada para su piel, debe aplicarlo cada dos horas.

Según asegura Natalia Leaño, gerente de producto de la firma Isdin, aseveró que “para algunas personas el protector solar no es un tema, pero es clave que sepan elegirlo, sepan utilizarlo de la forma adecuada, porque de lo contrario no está cumpliendo su función y las personas pueden pensar que están protegidas, cuando no es así y los daños son verdaderamente visibles en unos años”. 

Para las personas que tienen poco pelo o lo tienen muy delgado y su cuero cabelludo queda expuesto, también es clave protegerlo e hidratarlo en las noches.

Si por el contrario estas vacaciones el viaje se programó para un lugar frío, aparte de hidratar de manera permanente la piel expuesta, a pesar de que no se sienten los rayos del sol como en una playa, esto no significa que no estén ahí y que no deba protegerte de ellos, aunque parezca mentira, muchas veces los rayos pegan más fuerte por el reflejo, por ejemplo en la nieve, motivo por el cual entra a jugar un papel importante el fotoprotector.     

Agrega Quiroz que “lo que intentamos es generar hábitos que ayuden a prevenir a mediano y largo plazo temas como envejecimiento prematuro, manchas y siendo más drásticos, incluso el cáncer de piel, cuidarse del sol hoy en día debe ser como lavarse los dientes, jamás se me puede olvidar”.