«Ojo Ideología de género »

Disney despide

Disney despide al CEO

Bob Chapek, director ejecutivo de Disney desde Febrero de 2020 fue destituido por Susan Arnold, la presidenta de la compañía el domingo pasado después de solo tener 2 años en el puesto; tiempo que fue bastante caótico para el CEO debido a que enfrentó las peores críticas contra el contenido vacío de moral para niños que la mayoría de los padres rechazó.
Durante su tiempo al frente de las producciones explotó la inducción forzada de la ideología de género y adoctrinamiento LGBT hacia el público infantil, lo que obviamente no le gustó a los padres para sus hijos; prueba de ello fue “Lightyear” y el beso entre dos mujeres que le llevó a un fracaso total en taquilla.


Dentro del comunicado, Susan Arnold expresó que Bob Iger regresará a ese cargo después de haber renunciado, ya que ejerció tal puesto por 15 años hasta 2020.
Para Chapek, eso dos años fueron los más fuertes debido a que tuvo que lidiar con la pandemia y la crisis de producciones, aunado a eso el no pronunciarse a nombre de Disney para que se prohibiera una ley que le prohibía a los maestros no enseñar sobre la ideología de género en niños de preescolar hasta 3er grado por órdenes del gobernador de Florida, Ron DeSantis.
“La junta concluyó que, mientras Disney se embarca en un período cada vez más complejo de transformación de la industria, Bob Iger está en una posición única para liderar la compañía durante este período crucial”, dijo Arnold en un comunicado.


Por su parte, Iger tiene una gran reputación no sólo en la industria sino en los seguidores de Disney, quienes elogian que gracias a este director se logró la consolidación de Pixar y más reciente, la creación de todo el contenido que incluyó la compañía en su aplicación para posicionarse al lado de Netflix y Amazon con Disney+ desde 2019; el hecho de su renuncia le costó millones a la compañía.
“Es con un increíble sentido de gratitud y humildad y, debo admitir, con algo de sorpresa, que escribo para anunciar que vuelvo a la compañía como consejero delegado”, escribió Iger después del anuncio.


Con Chapek, las acciones cayeron en 12% y el valor de los títulos quedaron en un 41% de posicionamiento, lo que estaba prácticamente matando a la compañía; ahora que se conoció del regreso de Iger, las cifras aumentaron cuantiosamente.
Con éste último existe la esperanza de que Disney pueda recuperar los títulos e historias sanas con las que muchos padres crecieron, que son los mismos que desean ver un buen contenido lleno de valores para los niños sin la influencia forzada de la ideología de género.