¿Está bien Ansu Fati?

¿Está bien Ansu Fati?

Ansu Fati con Barcelona
Créditos foto/video
Google

La nueva joya blaugrana Ansu Fati terminó la temporada pasada lesionado. El club le recomendó operarse, pero el jugador desestimo los consejos de los doctores blaugranas y se sometió a un tratamiento más conservador.  

Dentro del club están muy preocupados porque no lo ven bien físicamente y una recaída sería fatal para la carrera del español. Esta fecha FIFA fue convocado por Luis Enrique, pero no pudo ver acción con la Furia Roja por lo mismo. Ansu no anda bien, y se prendieron las alarmas en Ciudad Condal. 

El club culé está en plena reestructura y puede que llegue Lewandowski y Bernardo Silva, se ve complicado, pero en los despachos se está haciendo el esfuerzo por traer a los cracks que los podrían poner a pelear todo de nuevo. En esta página se pueden hacer pronósticos futbol para hoy para hacer esta pretemporada y los amistosos que hay más divertidos, o quizá confiar en el Barcelona para más avanzada la temporada. 

La desesperación del joven 

Cuando debutó con el Barcelona de inmediato se pensó que sería el heredero de Lionel Messi y hasta su número le dieron poniéndole un poco de presión al joven que ha demostrado muchísimo talento. 

En su segunda temporada con el equipo vino el primer fuerte golpe a las expectativas culés. Se perdió 47 partidos por un menisco desgarrado. Obviamente, fue muy doloroso para Fati que venía siendo el referente del equipo. 

Regresaría hasta con gol en la Supercopa contra el Madrid, pero días se confirmó que sería operado y se perdería 9 meses.

323 días después de una larga recuperación se venía una tragedia. Se volvía a lesionar, en esta ocasión de bíceps femoral y se le notaba destruido, nada más no podía arrancar como él quería en el Barcelona, otro año perdido.

El diagnóstico de los servicios médicos fue contundente, se tenía que operar. Pero el juvenil español ya no quería pasar por el quirófano porque la última ocasión había sufrido mucho en lo mental y no quería pasar por esa situación de nuevo. 

Prefirió un tratamiento más conservador, con el riesgo que si recaía podía ser muchísimo más grave y podía poner en riesgo su prometedora carrera. Obviamente, es un riesgo que el Barcelona no quería correr y la idea era mandarlo a Finlandia con un especialista que operó a Dembelé, pues la lesión era muy similar. 

Otro factor fue que los servicios médicos del Barcelona cometieron muchos errores con los jugadores y nunca los diagnosticaron bien, como es el caso del ya mencionado Dembelé que se la pasaba lesionado. 

Eso cambió con Xavi, que regresó a su doctor de confianza, Richard Pruna, y despidió a los servicios médicos que nunca supieron manejar un equipo del tamaño del Barcelona. Fue el mismo Pruna que le dijo a Demeblé que había que operarse, y le cambió su régimen de entrenamiento y alimenticio. 

Obviamente, eso se notó y el francés empezó a explotar y a parecerse al que jugaba en el Borussia Dortmund. Con Fati Pruna se dio cuenta de que en la primera lesión grave se hizo una mala rehabilitación y que eso afectó el bíceps femoral. 

Por eso la recomendación de operarse y no una recuperación más tranquila, pues necesitan reconstruir el músculo roto. 

Las sospechas del Barcelona 

El jugador ha estado recuperándose por su cuenta, bajo la supervisión de los servicios médicos del Barcelona. En redes sociales se ha mostrado la evolución y el club tiene confianza de tenerlo para el inicio de la temporada, pero los doctores no están tan confiados. 

A pesar de no haber jugado en casi toda la temporada, fue convocado por la selección de su país para la Nations League, se entrenó con el equipo, pero sintió una molestia en el muslo y de inmediato los doctores de España se comunicaron con los del Barcelona para comunicarles que su jugador no estaba bien. 

Esto confirmó las sospechas del club que sabían que Ansu Fati no estaba al 100% y que quizá ir a la selección no era tan buena idea. El jugador estaba ejercitándose por separado para ver si podía disputar algunos minutos, pero el técnico no lo quiso arriesgar por sus molestias. 

De inmediato toda la prensa catalana especuló sobre su estado físico y hubo muchísima preocupación porque el calvario de lesiones del jugador es largo. Aparte, no ha podido demostrar que todas las expectativas que se tienen sobre el son acertadas. 

Ansu Fati está entrenando por separado con su hermano, y ya dijo que espera estar listo para el inicio de temporada. Xavi no va a querer arriesgarlo, porque una nueva lesión sería desastrosa para él y para el club que lo necesita mucho. 

El futuro del Barcelona es Ansu Fati, y perderlo tan temprano en la temporada es un golpe muy fuerte, es por eso que los servicios médicos del club necesitan evaluarlo para poder llevarlo de a poco y que reaparezca sin ningún riesgo. 

Dentro del Barça prefieren que inicie tarde el torneo y que vaya agarrando ritmo de competencia y fuerza en la zona afectada. Hay un riesgo muy latente de una recaída, pero si Richard Pruna regresó es para evitar esto. Sabe cómo trabajar con jugadores con lesiones crónicas, ya recuperó a Dembelé y ahora es turno de Fati. 

Son tres lesiones graves en la corta carrera de la joya culé, no han sabido llevarlo correctamente y el jugador no ha podido demostrar su 100%. Los chispazos que ha ofrecido son suficientes para creer que, una vez listo, será una superestrella mundial, la pregunta es ¿Hizo bien en no operarse? ¿Habrá recaída?

Publicado

Contenido promocionado

xilon