Ojo al cáncer de mama

Empezó en la ciudad de Popayán el denominado Mes Rosa, en el que se desarrollarán diferentes campañas que tienen como propósito la prevención del cáncer de mama. Se trata de que las mujeres de la capital caucana tengan facilidad para acceder a mamografías y citologías. Pero no es una iniciativa local, fue instaurada por solicitud de la Organización Mundial de Salud desde 1983 con el propósito de visibilizar el tema y promover la detección a tiempo de la enfermedad y poder realizar los respectivos tratamientos y cuidados. La fecha central es el 19 de octubre cuando se celebra mundialmente el “Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama” con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, a diagnósticos y, que reciban tratamientos  oportunos y efectivos. Y es que todo el despliegue es necesario pues este tipo de cáncer no es un mal menor. El cáncer de mama es el crecimiento anormal de células malignas al interior de la mama con capacidad de invadir otros órganos. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres con una representación aproximadamente del 16%. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), El cáncer de mama es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres en América Latina y el Caribe con un mayor porcentaje de muerte en menores de 65 años (56%).
En Colombia, se diagnostican cerca de 7.000 casos nuevos cada año, y mueren alrededor de 2.500 mujeres por esta causa. Durante la última década, 22.174 mujeres han perdido la vida por esta enfermedad catalogada como la principal causa de muerte en las mujeres. De acuerdo con estimaciones de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer – IARC, en 2018 en Colombia se presentaron 13.380 casos nuevos de cáncer de mama y 3.702 muertes por esta; con una tasa de incidencia ajustada por edad de 44,1 afectadas por 100.000 habitantes. La mortalidad por cáncer de mama en mujeres va en ascenso anualmente. Mientras que en 2009 se registraron 2.243 muertes, en 2019 fueron 3.535, lo que representa un incremento del 36,5%. Es indispensable detectar a tiempo la enfermedad y según las autoridades de salud, para ello es fundamental masificar el discurso del autoexamen y la mamografía, sin dejar de lado la necesidad de un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado. Como podemos ver las cifras son demoledoras y absolutamente necesario seguir todas las recomendaciones tendientes a una detección. Animamos desde este espacio editorial a las payanesas para que aprovechen todas las actividades dispuestas en la ciudad que tienen este fin. 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

Contenido promocionado