Enfermedad de Newcastle

Por estos días se ha venido generando cierta alarma en la ciudadanía, por la aparición de un virus que afecta a las aves de corral y que puede tener algunas molestias en los seres humanos a la hora de consumir esta carne. Se trata de la enfermedad de Newcastle y se han registrado brotes de esta enfermedad en municipios como Piendamó, Suárez, Cajibío y Morales. La noticia ha causado inquietud especialmente en sectores comerciales y gastronómicos que tienen que ver con la producción, comercialización y uso de la carne de gallinas y pollos. El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y la Secretaría de Agricultura departamental, habían comunicado una alerta sanitaria por la presencia de la enfermedad, frente a esta situación la Secretaría de Salud Departamental salió a dar un parte de tranquilidad a la ciudadanía en general y al sector gastronómico en particular, que estaban preocupados por el riesgo potencial a la salud de las personas que lleguen a consumir esta carne, más teniendo en cuenta que se trata de un producto fundamental en la canasta familiar de los caucanos y siendo el sancocho de gallina un referente en nuestras mesas. Uno de los funcionarios explicó que el virus se vuelve inofensivo al llevarlo a un punto de cocción, con un tiempo prolongado y a unas temperaturas elevadas.  Pero desde el punto de vista científico qué sabemos de este virus. El virus de la enfermedad de Newcastle (VEN) es un virus que causa una infección mortal en muchos tipos de aves. En los seres humanos, el VEN causa síntomas leves similares a los de una gripe, conjuntivitis (una infección de los ojos) y laringitis (irritación e inflamación de la laringe y la zona que la rodea). Se trata de una enfermedad que, al encontrarse endémica en aves silvestres de forma natural, puede afectar a las aves domésticas en cualquier lugar del mundo, por lo que la mayor parte de los países han decidido aplicar una política de vacunación en las mismas.
La enfermedad de Newcastle se transmite a menudo por contacto directo con aves enfermas o portadoras. Las aves infectadas pueden transmitir el virus en sus heces y contaminar el medio ambiente. La transmisión puede ser por contacto directo con las heces y las descargas respiratorias o mediante los alimentos, agua, equipo y prendas de vestir contaminadas. Las aves de la familia de las palomas pueden transmitir el virus de modo intermitente durante un año o más. El virus está presente en todas las partes del cadáver de un ave infectada. La enfermedad es muy contagiosa. Cuando el virus se introduce en una parvada sensible, infectará a casi todas las aves en dos o seis días. La enfermedad se ha detectado en todo el mundo. 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon