Distorsión de la realidad

Don Chirimias

Es una pena lo que está sucediendo con miles de niños y jóvenes que después de ser arrancados del escenario natural de la escuela por cuenta de la pandemia, quedaron a merced de  influencias dañinas, especialmente de la llamada narcocultura. Esta se refiere a la influencia cultural que ejerce el narcotráfico sobre una sociedad, a los gustos generalizados y popularizados por narcotraficantes.

Narcocultura

La narcocultura ha afectado con particularidad a cada sociedad que ha tocado. Tuvo su origen en la década de 1960 en Estados Unidos, México y Colombia, la principal ruta del tráfico de marihuana, cocaína y heroína, donde tomaron aspectos de las culturas autóctonas y adoptaron conductas relacionadas al narcotraficante y al consumo de drogas.

Un veneno social

El fenómeno de la narcocultura, ha afectado diferentes aspectos culturales como la música, la literatura, la moda, el arte, la arquitectura, costumbres y modo de vida, vehículos, estética corporal, pero ante todo la normalización de la violencia, el culto a las armas. En Colombia, a partir de una oleada de series y novelas con el narcotráfico como elemento protagónico, muchos jóvenes siente fascinación por la figura de ‘El capo’ a quien llegan a considerar como una especie de héroe, obviando el hecho de que se trate de un criminal en todo el sentido de la palabra.

Distorsión de la realidad

A estos jóvenes confundidos por esta distorsión de la realidad hay que tratar de hacerles entender que no todo lo que brilla es oro, que el mundo del narcotráfico casi siempre tiene dos finales, la cárcel o el cementerio. Es muy difícil, pero debe ser el objetivo de la sociedad, decodificar estos mensajes dañinos. Y los jóvenes en condición de vulnerabilidad, como miles de caucanos, están en mayor riesgo de caer en estos círculos criminales.  Y antes se veía este fenómeno de la influencia del narcotráfico en los jóvenes como un tema urbano, pero en el campo, en zonas con amplia expansión de los cultivos de uso ilícito  y los procesos que giran a su alrededor, muchos jóvenes se han incorporado a la economía ilegal obteniendo mejores  ingresos que los que genera el trabajo tradicional en las labores del campo, lo que en el mediano plazo traerá un deterioro social.

Por Jair A. Dorado
 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon