Jóvenes sin esperanzas

Don Chirimias

Una gran causa del malestar social que estalló en el país este año, es la situación de la juventud, la falta de expectativas, la carencia de esperanza. La falta de oportunidades laborales, de estudio. Cuando la energía de la juventud que debería ser el motor del desarrollo, no tiene como canalizarse en proyectos de vida, al final se deteriora y explota. 

Sin trabajo ni educación

Si bien la pandemia por coronavirus golpeó a todos los sectores de la sociedad, acabó destapando la verdadera condición de  los jóvenes, en especial mujeres que cada vez tienen más obstáculos para conseguir un trabajo o acceder a la educación. Según la Fundación de ideas para la Paz, una de las grandes fallas estructurales que ha dejado la pandemia del coronavirus en Colombia tiene que ver con el mercado laboral formal y la imposibilidad que tienen los jóvenes de acceder a él. 
Con o sin pandemia, el desempleo juvenil en el país es un fenómeno que se ha recrudecido. El desempleo juvenil es el resultado de mitos, tradicionalismo, sesgos de género y un gran número de obstáculos que generan un panorama complejo.


¿Movilidad social?

Hace unos años la educación era uno de los principales motores que impulsaba dinámicas de ascenso social: las familias invertían en la educación de sus hijos con la idea de que se vería retribuido en un trabajo con buen salario y acceso a prestaciones sociales. Ese mecanismo de movilidad social ya no es tan infalible. Cada vez los jóvenes presentan mayores dificultades para acceder a un empleo con buenas condiciones. En el caso colombiano, una tasa de desempleo juvenil del 20% nos ubicó en el puesto 53 a nivel mundial y en el octavo lugar de la región (Banco Mundial, 2021).

Exclusión

Desde 2016 hay una clara tendencia a la baja en el número de matriculados en la educación superior, que se ha visto acrecentada por el fenómeno de la pandemia. las tasas de desempleo abierto crecen, la competencia entre desempleados se hace más dura y afecta, en mayor medida, a las poblaciones pobres y excluidas que cuentan con deficiencias en la educación básica y en la capacitación técnica. Eso hace que su posibilidad de emplearse sea menor (Ramírez-Guerrero, 2002).

Publicado
Categoría

Contenido promocionado

xilon