Manzana 99, a demolerla ya en Popayán

Don Chirimias

Retomando el tema de la editorial, es necesario que se haga de una vez por todas la demolición del Anarkos, no hace falta alargar más el tiempo de algo que se debe hacer, sí o sí. El gasto de este proceso debe asumirlo por ley, el propietario del inmueble que esté generando un riesgo para la ciudadanía, en este caso los copropietarios, si no debe asumirlo, previa declaratoria de ruina, la Administración Municipal, pero después deben pagarlo ellos. 

Millonada

La empresa que haría esta demolición ofreció hacer el trabajo a modo de préstamo, es decir tumban, recogen los escombros, pagan todo, y después cobran. Hay que hacerlo, como sea, punto. Menos mal que con las lluvias, vientos y demás condiciones climáticas esas ruinas enclenques no se han venido abajo ocasionando una tragedia, menos mal. Muertos sí ha habido, pero como han sido indigentes, farmacodependientes y demás, pues nadie ha reclamado. El proceso de demolición no es una obra menor, cuesta una millonada, y no dura un par de días, puede extenderse un par de años. Y deben hacerlo bien para no generar más traumatismos de lo necesario. Seguro habrá más colapso de la movilidad pues habrá que sacar las toneladas de escombros que se produzcan con la demolición. Volquetas cargadas de escombros circularán por la manzana 99. ¿Podrían pensar en hacerlo de noche no? 

Diligencia

Podría pensarse que dentro de lo malo lo bueno, que la obra genere además de polvo y escombros, puestos de trabajo para la gente de aquí que bastante necesidad tiene. Otra cosa que se debe asegurar es que no sea la Administración y por esa vía el ciudadano de a pie el que acabe pagando el trabajo. Que paguen los propietarios que bastante renta le sacaron a sus locales y bastante dinero van a ganar por un inmueble tan cotizado. Otra tema; ya debe empezar a aclarase el futuro del predio una vez demolido, que hagan lo que tengan que hacer, siempre de provecho para la ciudad, un hotel, un centro comercial renovado, un parqueadero, en fin, pero que no pase que después de tanto trajín para demoler que deje el solar vacío durante otro montón de años. Ojalá seamos diligentes por una vez en nuestra larga historia de negligencias, pasividad y lentitud que nos caracteriza como ciudad.
 

Publicado
Categoría

Contenido promocionado

xilon