Presidente Joe Biden se aleja de las políticas migratorias de Donald Trump

Presidente Joe Biden se aleja de las políticas migratorias de Donald Trump

Créditos foto/video
France24

Joe Biden podría cumplir el sueño americano a 11 millones de indocumentados en USA. El presidente del país más poderoso del mundo presentó ante el Congreso un plan llamado U.S. Citizenchip Act 2021, que le da un nuevo rumbo a las políticas migratorias de los Estados Unidos, bastante alejado del zanjado por su predecesor, Donald Trump.

Se trata de una reforma migratoria considerada como “la más progresista en la historia” de USA, pero que no entrará en vigor sin antes ser respaldada por la Cámara de Representantes y acumular al menos 60 de los 100 votos en el Senado.

Esta Ley de Ciudadanía Estadounidense, firmada el mismo día de la toma de posesión de Biden, brindará la oportunidad de solicitar la residencia temporal a los inmigrantes ilegales que se encuentren en suelo americano desde antes del 1 de enero de 2021 (y que estén calificados), una petición que puede volverse permanente.

Una vez se tramite esta green card y transcurran tres años, estas personas tienen la posibilidad de iniciar la naturalización como ciudadanos estadounidenses.

Es así como la nueva administración de la Casa Blanca le da curso a sus promesas electorales, basadas en un enfoque más humano de las políticas migratorias que impulsó Trump a lo largo de su gestión. De hecho, a su llegada a la sede de gobierno ordenó paralizar la construcción del polémico muro en la frontera con México, la suspensión de las deportaciones durante 100 días y el levantamiento del programa “Quédate en México”, que regresó al país vecino al menos 60 mil migrantes, muchos de ellos de Centroamérica.

Entre las normativas impulsadas por el nuevo líder estadounidense está un cambio de lenguaje con el fin de equilibrar el trato a las personas que inmigran. En lugar de emplear de manera oficial el término “extranjero” (alien, en inglés), se usará “no ciudadano” (non citizen) en los documentos oficiales, con el firme propósito de “reconocer que Estados Unidos es un país de inmigración”.

Por otra parte, se ha sometido a la consideración del Congreso y del Senado la revisión de al menos 400 ordenanzas con las que se restringió el asilo, se detuvieron miles de inmigrantes indocumentados y aumentaron los precios de los trámites de inmigración en los últimos años.

“Se tratará de crear un camino para que las personas obtengan la ciudadanía. Vamos a reducir el tiempo de lo que son actualmente 13 años a 8 años”, explicó la nueva vicepresidenta Kamala Harris a Univisón.

“Dreamers”

 “Vamos a ampliar las protecciones para los ‘dreamers’ y los beneficiarios de Daca”, sostuvo Harris, al tiempo que agregó que el objetivo es abordar el tema de una forma más inteligente y humana.

La nueva vicepresidenta hace referencia al programa Daca o Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que ha protegido a cientos de miles de personas que llegaron a los estados Unidos cuando eran niños y que fue establecido en 2012.

Los abogados de inmigración en estados unidos esperan una decisión sobre la U.S. Citizenchip Act 2021 para iniciar las acciones a tramitar de miles de personas que esperan regularizar su estatus.

Antecedentes

Sin embargo, el futuro de la ley parece incierto. Expertos en la materia consideran que es poco probable que el Congreso apruebe un plan sobre un asunto que divide la opinión pública estadounidense.

Publicado

Espacio Publicitario

betplay

 

Contenido promocionado

xilon