Murió el pionero de la Cruz Roja en Santander de Quilichao

Murió el pionero de la Cruz Roja en Santander de Quilichao

Luis Gerardo Bolaños Fernández, QEPD.
Créditos foto/video
Foto suministrada

Luis Gerardo Bolaños Fernández, QEPD.

“Mi más sentido pésame a toda la familia Bolaños, y a los amigos de don Gerardo, un hombre honesto, trabajador y muy disciplinado en las labores que desempeñaba”, fueron las expresiones de Fabio Arriaga tras conocer la inesperada muerte de su amigo Luis Gerardo Bolaños Fernández quien era un amante de la radio y de las labores sociales y comunitarias.

Quien era

Su compañero agregó que Luis Gerardo residía en el municipio de Santander de Quilichao pero era oriundo de la localidad de Toribío, Norte del Cauca. “Él hizo sus estudios en la Normal Superior de Varones, posteriormente pasó a una reconocida universidad del Valle del Cauca; posteriormente trabajó en la Institución Educativa Francisco José de Caldas y también prestó sus servicios en el instituto Técnico, ahí trabajó en lo que hoy se llama Servicios Generales. Lo recordamos porque hizo parte de un programa radial llamado Tertulia El Bosque de las Heliconias”.

Socorrista

Cabe señalar que Luis Bolaños fue uno de los pioneros en crear la Cruz Roja. “Fue un hombre con un corazón noble y bondadoso. Cuando llegó a Santander, su objetivo fue crear un grupo de personas que prestaran los primeros auxilios a las personas que se vieran involucradas en algún accidente de tránsito, en algún incidente doméstico. Su misión era prevenir y aliviar el sufrimiento humano”, enfatizó Arriaga.

Excelente persona

Su compañero señaló que lo van a recordar porque además de ayudar a la gente en cuestiones de casos de emergencia, también se interesaba por de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. “Indiscutiblemente Santander de Quilichao ha perdido una excelente persona, un hombre ejemplar, un ser con que hacía las cosas sin recibir nada a cambio”.

Despedida

Su cuerpo fue velado en su lugar de residencia donde asistieron varios amigos que lo apreciaban mucho. Posteriormente se ofició una misa en la iglesia de San Antonio de Padua. Termina la Eucaristía, sus restos mortales fueron conducidos hasta el Campo Santo donde en medio del llanto y el dolor de haberlo perdido, fue sepultado. “Nos cuesta tanto aceptar que ya no estés aquí. Te agradecemos por todos los años de amistad que nos brindaste, jamás olvidaremos la gran persona que fuiste”.

Publicado

Espacio Publicitario

betplay

 

Contenido promocionado

xilon