Clientelismo

Don Chirimias

Ahora que la gente del sindicato del Sena se lleva las manos a la cabeza, porque están sacando contratistas para meter otros por favores políticos. Eso es clientelismo y es tan viejo como la democracia y no es un invento nuestro, ni más faltaba, siempre que hay movimientos electorales se ha dado ese intercambio de favores, aquí y en la Conchinchina. 

Conceptos de clientelismo

Según el catedrático José Manuel Pantín Morado, el concepto más básico del clientelismo es la de una relación social, instrumental e informal de intercambio vertical entre dos actores, uno político y otro ciudadano, de apoyo electoral a cambio de un trato de favor directo dentro de una estructura institucional. Se trata de unos actores interconectados en red: patrones proveedores de recursos y receptores de votos, y clientes agradecidos que ofrecen su apoyo expreso a cambio de un trato directo y personal.
Otro concepto (Corzo 2002), dice:  La consecuencia de una relación personal de intercambio, en el ámbito de la política, que se establece de forma voluntaria y legítima, dentro de la legalidad, entre los que pueden ocupar u ocupan cualquier cargo público y los que desean acceder a unos servicios o recursos públicos [...], 

por medio de este vínculo o relación. En este caso se habla de una relación legal y perfectamente aceptable, es decir unos ciudadanos que apoyan un proyecto político y que a cambio se benefician. Como en otros conceptos, tiene que ver con la lealtad, es decir tu me ayudaste ahora yo te voy a ayudar.

Caso colombiano

En el caso exclusivo colombiano  Francisco Leal y Andrés Dávila (1990) recomiendan superar el tratamiento hospitalario que se le ha dado al fenómeno y en esta misma línea, Dávila (1999) -citando a Guillermo O’Donnell (1996)- sugiere verlo no como una patología, sino más bien como un fenómeno propio de la región, como parte de los procesos de construcción de democracia, bajo la categoría de otra institucionalidad.
Estos conceptos describen un fenómeno que hace parte de la cultura política de las sociedades y no va a desaparecer, por el contrario encuentra nuevas rutas y espacios y no siempre tiene que ver con la ilegalidad. El problema surge cuando se beneficia a una persona en perjuicio de otra, como parece ser que sucede en el Sena.

Publicado
Categoría

Contenido promocionado

xilon