Gas domiciliario

Don Chirimias

La gente está muy indignada con el servicio de gas domiciliario, y la empresa Alcanos, la prestadora, no se salva de las críticas de los usuarios pues lo único que ha hecho es lavarse las manos y decir: esto no es nuestra culpa, defiéndanse como puedan.  Y la gente ha tenido que sacar sus viejas estufas eléctricas que ya estaban archivadas. En algunos barrios populares incluso se ha revivido el antiguo fogón en el patio, sobre una estructura de ladrillos, leña y mucho humo. 

Sicariato

Por otro lado siguen los sicariatos en Popayán, ya nos hemos acostumbrado. Y también los sustos, y los milagros porque esta vez increíblemente el sicario falló, con la víctima de espaldas, absolutamente desprevenida. Nos referimos al intento de homicidio en un taller automotriz en el barrio Modelo de Popayán, perfectamente registrado por las cámaras del sector.
Cuando no toca no toca, cuando no es el día de uno, puede caerle un rayo que no pasa nada. El asesino, un joven de 21 años, observa a su objetivo, le dispara, falla. La víctima corre para salvar su vida hacia el interior del taller, su verdugo detrás, adentro forcejean, hay otro disparo, y finalmente el criminal es sometido por la gente que se acerca a ayudar. Y claro, por poco lo matan a golpes. Hoy está en la cárcel. Y la víctima a salvo. No era su día. 

Comentarios

Lo insólito son los comentarios de la gente en las redes. ¡Qué sicario tan malo!, decían muchos. ¡Cómo no fue capaz de matarlo estando tan cerca! Increíble, destacaban más la torpeza del homicida que el hecho de que una persona se hubiera salvado de morir.
Hasta ese punto hemos llegado en esta cultura de violencia en la que nos hallamos, donde lo normal es que haya un muerto, no que una persona tenga una nueva posibilidad en la vida.

Cultura de muerte

Es la cultura de la muerte, la misma que quieren imponer sutilmente cantantes, artistas, señores de la moda: la pedofilia, la hiper sexualización del ser humano, la oscuridad, el hedonismo, la autosatisfacción como propósito vital. Y esos son caminos de muerte, de excesos, de autodestrucción. Ahí está la tal Celin Dión, diva de la música, promocionando la idea de que a los niños, a los bebeés hay que vestirlos con calaveras, con cuernos, de negro; las niñas con ropa sexy, con alusiones a la pedofilia, el maltrato y la prostitución. Una maravilla de mundo tenemos.      

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

Contenido promocionado

maestría