¿Por qué temerle a Petro?

Fernando Vivas Franco Fernando Vivas Franco

¿Por qué tenerle tanta animadversión a la palabra “cambio”? Es que usted señor lector no quieren que cambie nada? ¿Es que concienzudamente el país les parece que va por buen camino? No y no, y jamás había pasado por tantas crisis como las que  están surgiendo hoy. El país está vuelto flecos, o como decía el Expresidente Carlos Lleras Restrepo: “El país está descuadernado” ¿consecuencia de que? De haber elegido en el 2018 a alguien sin experiencia de estadista y demasiado joven. Pero tenemos que ganarle tiempo al tiempo. Esta’ alguien que puede mejorar y cambiar todo: se llama Gustavo Petro quien tiene más de treinta años (30) en política y conoce a fondo el país. ¿Cómo? Recorriendo todo el territorio nacional y acercándose al pueblo oyendo sus necesidades y exponiéndolas en el Parlamento. El ingeniero Rodolfo Hernández no tiene sino siete (7) años en la política, de los cuales cuatro (4) como Alcalde de Bucaramanga y de ahí se desprenden diecinueve (19) procesos jurídicos en su contra de los cuales algunos penales por apropiación indebida de dineros públicos en varios contratos. ¿ Esto se llamara deshonestidad? ¡Pero el mismo se dice que es el abanderado de la anticorrupción…!  El senador Gustavo Petro no tiene ningún proceso en su contra. Eso sí lo han atacado a diestra y siniestra cuando destapó el caso de la “parapolítica “., de la intromisión de los magnates económicos de este país dentro de algunos parlamentarios., y muchos debates que el mismo abandero’ con gran elocuencia y bases firmes y ciertas, que hizo que se granjeara la animadversión de los “cacaos “de los Sindicatos Antioqueños y de otros poderosos grupos económicos como la Banca Nacional y de las industrias extractoras de riquezas subterráneas. Al ingeniero Hernández no se le conoce ningún programa de gobierno: solamente que iría a luchar contra la corrupción y eso está perfecto., pero y lo demás? La inseguridad, la baja productividad y el estado enfermizo y preagónico en que esta’ la economía colombiana. El desempleo a nivel nacional y tantas falencias de un estado casi acabado.
¡A Petro le temen los propietarios de pequeñas casitas porque dicen que se las van a quitar! ¿Quién dice semejante barbaridad? A los estratos uno, dos y tres no se les toca ni un ladrillo: solamente a las clases altas, estractos cuatro, cinco y seis se les compraran sus predios por el avaluó catastral y si no los venden por ese valor les quedaran expropiados.

Publicado
Categoría

Contenido promocionado

xilon