¿Quién tiene la culpa?

Don Chirimias

¿A quién le echamos la culpa por el atraso y la pobreza de la ciudad de Popayán, noble e hidalga, que alguna vez llegó incluso a ser capital de la República? Hemos tenido presidentes, ministros, congresistas por montones, pero eso no ha servido para evitar la decadencia de nuestra amada ciudad. ¿Son tan culpables los personajes y las familias que han gobernado durante siglos esta villa, como el pueblo llano que ha sido sumiso, lo ha permitido y lo ha aceptado? 

Casi los 500 años

En todo caso Popayán se acerca inexorablemente a sus 500 años de existencia y si uno analiza la precariedad financiera, las deudas, los pasivos que arrastra, entre otros factores, no da para ser muy optimistas sobre nuestro futuro. Muchos interpretan que la índole de sus gentes; mas miedosos que arriesgados, más conservadores que emprendedores, más de letras que de números, más litigantes que fabricantes, más de religión que de finanzas, ha hecho que en la ciudad no se haya desarrollado una estructura empresarial.


En fin, lo que hay que hacer ahora es dejar de llorar sobre la leche derramada, y mirar hacia el futuro. Las nuevas generaciones de payaneses deben tomar el timón de una ciudad que después de 485 años de existencia no encuentra el rumbo. Dentro de todo lo malo, tenemos muchos valores que se pueden rescatar: el turismo cultural, ambiental, gastronómico, la cultura, la agricultura, la capacidad de organización de grandes eventos, una gran calidad humana. Hay que tener fe y trabajar todos desde nuestra parte para devolver a Popayán a un lugar destacado en el concierto nacional.

El deporte formativo

Nos parece muy positiva la gran actividad formativa en cuanto a escuelas deportivas que se desarrolla en Popayán. Estos clubes de varias disciplinas brindan a niños y jóvenes una oportunidad para escapar  de los flagelos que más los afectan. Aquí lo importante no es que salgan grandes estrellas deportivas, que si eso se logra en el camino, magnífico, pero lo importante es que los chicos se beneficien de las bondades de los valores deportivos y logren ser ciudadano útiles para la sociedad. 

Jair A. Dorado
 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

rimax