Televisión dañina para los niños

 

Pasar mucho tiempo frente a la televisión es dañino, especialmente para los niños. ¿Pero sabe usted por qué? Los principales motivos son: se adopta desde la niñez una vida sedentaria, con todas las problemáticas que eso puede traer para la salud. Los niños se acaban evadiendo de la realidad, pierden el interés por su entorno familiar o escolar.

Pasividad 

Se pierde la oportunidad de vivir experiencias importantes y significativas por el simple hecho de no moverse del sofá o del sillón de casa. Este hábito tiene repercusiones serias sobre la socialización de los pequeños, y también limita su participación en las relaciones familiares. Cada vez que haya algo que evite que el niño o niña vea la televisión, surgirán rabietas. Surgirá la necesidad imperiosa de que no haya nada que se interponga entre uno mismo y la pantalla.

Razonamiento

Y como consejos para mitigar esos daños evidentes, lo primero que hay que hacer es explicarle al niño  cuál es nuestro punto de vista, y por qué tomaremos una serie de medidas que le obligarán a cambiar de hábitos. Hay que transmitirlo desde la calma, de manera honesta y clara, indicando varios de los motivos por los que se va a hacer.

La mente de un niño

Si un niño o niña tiene el hábito de ver la televisión, es muy probable que también lo haga con otras opciones tecnológicas conectadas a Internet, como las tablets o los smartphones, dado que hoy en día es posible ver la televisión a través de la web. 
Es importante comunicarle de manera frecuente lo bien que lo está haciendo, para que se mantenga la motivación por seguir manteniendo esos hábitos de vida más sanos. Si nada de lo anterior sale bien tras intentarlo durante algunas semanas, probablemente sea el momento de acudir a servicios de psicología infantil.
Todo lo que podamos hacer para salvar la mente de nuestros pequeños del aluvión de información dañina que circula en los diversos medios y plataformas será muy valioso para su vida futura. Tristemente por las obligaciones de hoy en día, los padres tienen que dejar horas y horas a los pequeños frente a una pantalla, sin control, sin saber las consecuencias irreversibles.
 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

rimax

Contenido promocionado

xilon