Vivir de las rentas

 

Don Chirimias


Que buena vida que se da  la gente que tiene inmuebles  en Popayán y vive de  sus arrendamientos. Como  ya hemos comentado en varias  ocasiones, el mercado  inmobiliario aquí es duro,  leonino diría alguno.  
Por cualquier cuchitril te  cobran esta vida y la otra.  El Gobierno tiene algunas  ofertas para que los que pagan  arriendos logren convertirlos  en ahorros para  una vivienda en propiedad,  en cuotas, pero parece que  los procesos son muy complicados  y de tanto papeleo  la gente se rinde.  

Regulación  
Pero de todas maneras  debería haber una especie  de regulación a los precios  pues no es normal que por  esos espacios mínimos que  ahora ofertan y que se llaman  con pompa apartaestudios,  cobren 600 o 700 mil pesos, ni que estuviéramos en la Gran Vía  de Madrid. El Gobierno  debería construir  edificios destinados  solo para  arrendamientos, como le he  visto en otros países,  entonces se le ofrece al arrendador, cuyos ingresos  no le dan para pagar cuotas iniciales de una  casa, la posibilidad de  amortizar parte de las cuotas mensuales  

Cuota imposible  
El freno principal es la  cuota inicial, pues existen  varios subsidios atractivos,  pero casi nadie tiene capacidad  de ahorro para ofrecerle  al banco 15 o 20 millones  de pesos de una sola vez.  Es necesario crear fórmulas  para que las nuevas familias  se animen a independizarse.  

Oferta y demanda  
Se trata de regular y jugar un poco con el tema de la  oferta y demanda de vivienda, con el déficit, y promover el empleo y el desarrollo de los municipios con  base en la construcción. Muchos países han movido sus economías con esta  fórmula.  Cambiando de banda, parece que lo del Anarkos va a ser una de esas herencias dolorosas  que deja la actual Admnistración, que desgracia  

Roñosos
No me van a creer, a propósito de gente que vive de las rentas, que durante su vida se ha dedicado con obsesión y ahínco a acumular inmuebles para arrendar, tienen un común denominador, al menos los que he conocido. Se distinguen por ser roñosos, tacaños, mezquinos hasta consigo mismos. Lo he visto en Colombia y en otras geografías. Ropita vieja, desastrada; porque para que comprar si ésta está buena; no se suben jamás a un taxi, pues para eso están los pies, y lo bueno que es caminar para la salud. Jamás gastan nada y si tienen que comer en la calle lo hacen en el sitio más infecto y barato que encuentren. Qué cosas.
 

Publicado
Categoría

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

rimax