El juego del calamar se está disputando en la vida real en Corea del Sur

El juego del calamar se está disputando en la vida real en Corea del Sur

Ya estaban tardando en replicar El juego del calamar en la vida real. Eso sí, en esta edición no hay triángulos armados a la vista.
Créditos foto/video
GQ España

El éxito de El juego del calamar no para. La producción coreana ya se ha convertido en el mejor estreno de la historia de Netflix y sus protagonistas acumulan seguidores en Instagram por minutos y, como sucede con todo producto viral, ya hay compañías buscando la mejor forma de sacar provecho económico del programa. Una de ellas es este hotel en Gangwon Providence, Corea del Sur.

El hotel St John's ha decidido no solo hacer una experiencia inspirada en el juego, sino replicarlo de forma realista para que sus huéspedes se sientan sumergidos en El juego del calamar. Solo que sin las armas de fuego, cosa que le quita algo de emoción al plan.

Las plazas, que eran completamente abiertas y ya se han llenado, tenían un precio de 10.000 wones, alrededor de 7 euros. Los jugadores se enfrentarán en 4 de los juegos de la serie. Si fallan, los eliminarán, pero en vez de pegarles un disparo en la cabeza, les indicarán amablemente la salida.

Lo primero que vivirán los participantes será la recepción de una tarjeta de negocios al estilo de la que se entrega en la serie. Allí encontrarán un número de teléfono, donde se les invitará a acudir a un pinar cerca del hotel.

En este lugar competirán en 4 juegos: La flor de Mugungwha ha florecido (El escondite inglés con la canción de Luz verde, Luz roja); el tira y afloja; Ttakhi Chigi (la competición en la que hay que dar la vuelta al sobre del oponente); y Dalgona, el de la galleta de azúcar. El que supere las 4 pruebas sin saltarse las reglas, se llevará como premio 5 millones de wones. Al cambio suena menos impresionante, ya que son unos 3.600 euros.

Publicado

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

EXT