Sacerdote condenado por abuso de una menor en el municipio de Miranda, Norte del Cauca

n1 - copia_2

Arcángel Acosta Izquierdo, condenado.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Popayán confirmó la sentencia a 16 años de cárcel
contra el párroco Arcángel Acosta Izquierdo, luego de hallarlo responsable.

La Fiscalía General de la Nación informó que, a 16 años de prisión fue condenado el sacerdote Arcángel Acosta Izquierdo, luego que un juez de control de garantías lo hallara responsable de haber abusado sexualmente a una menor de 12 años en el municipio de Miranda, ubicado al norte del Cauca. 

Los hechos

El ente acusador demostró, en juicio oral, que el sentenciado, llamó al padre de la víctima para que llevara a la menor a la casa cural a una supuesta preparación para un concurso de infancia misionera. “En dicho lugar, llevó a la víctima al segundo piso, supuestamente para mostrarle las instalaciones, y la ingresó al dormitorio, donde abusó sexualmente de ella y le pidió, además, que hicieran lo mismo en otra ocasión y que no contara nada sobre lo sucedido”, explicó uno de los funcionarios.

Denuncia

Ante esa terrible circunstancia, la madre de la menor denunció el caso y luego de las labores adelantadas por personal de la Sijín; el fiscal solicitó la orden de captura en contra del religioso, la cual se hizo efectiva. El clérigo fue judicializado y privado de la libertad en centro carcelario. Luego, la Fiscalía acusó al presbítero y en juicio oral, un juez de conocimiento impuso sentencia condenatoria de 16 años de prisión en su contra por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado. La menor era monaguilla, participaba de la pastoral juvenil y los padres de la menor apoyaban bazares y demás actividades alrededor de la iglesia. Su vida social estaba circunscrita a las actividades de la iglesia, por eso tenían una enorme confianza con el sacerdote. La situación fue  comunicada a los padres, quienes en medio de la consternación, llevaron a su hija a diferentes exámenes médicos, los cuales demostraron que sí había sido ultrajada. la defensa y será el Tribunal Superior de Popayán el que determine, en segunda instancia, si confirma o revoca la decisión del juez de conocimiento.