Ojo: no vuelva a comer solo no es bueno para su corazón

Ojo: no vuelva a comer solo no es bueno para su corazón

Créditos foto/video
65ymas

Está comprobado que las personas que comen solas cuidan menos su alimentación y tienen más riesgo de enfermedad cardiovascular, algo que resulta más grave en mujeres que están en la menopausia, que ya de por sí tienen más riesgos por la bajada de estrógenos.

La comunidad médica lleva décadas haciendo hincapié en la importancia de una dieta saludable para reducir la enfermedad cardiovascular que sigue siendo, a día de hoy, la primera causa de muerte en el mundo. Sin embargo, hay otros aspectos que, a la hora de evaluar los riesgos para el corazón, se han analizado mucho menos. Y uno de ellos es la importancia de tener un compañero a la hora de comer.

Un estudio de la Sociedad Norteamericana de Menopausia sugiere que las mujeres mayores que viven solas no tienen más riesgo cardiovascular únicamente por el descenso de estrógenos –hormonas con efecto cardioprotector–. La soledad que las acompaña a la hora de comer también influye de forma negativa en su salud cardiovascular.

MÁS RIESGO DE OBESIDAD

Cada vez hay más gente que vive sola y que come sola. Por si fuera poco, la Covid ha restringido aún más las relaciones sociales. Además, las plataformas de entrega de comida a domicilio son cada vez más populares, lo que puede facilitar aún más el hecho de comer solo.

Se trata de un fenómeno al alza que no ha pasado por alto a investigadores. Según diversos estudios, se ha demostrado que comer solo se asocia con un mayor riesgo de obesidad abdominal y presión arterial elevada.

La razón es que las personas que comen solas tienden a comer más rápido, lo que a menudo conduce a aumentos en el índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura, la presión arterial y los niveles de lípidos en sangre.

MÁS RIESGO DE DEPRESIÓN

Pero comer solo no aumenta únicamente el riesgo de obesidad o hipertensión. También se relaciona con más riesgo de depresión. Y es bien sabido que la depresión favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Las personas con depresión suelen hacer menos ejercicio, cuidan mucho menos su alimentación y en general tienen peores hábitos de vida. Está demostrado también que el cerebro y el corazón están estrechamente relacionados, por lo que las emociones negativas afectan al músculo cardíaco.

Publicado

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado

rimax