Prepáralo en casa: beneficios y usos del champú con cafeína

Prepáralo en casa: beneficios y usos del champú con cafeína

Créditos foto/video
uc.ltmcdn

Ahora mismo, este producto se puede adquirir en muchos establecimientos comerciales y farmacias. Asimismo, se puede elaborar de forma casera con pocos ingredientes. En general, se recomienda aplicarlo de tres a cuatro veces por semana. Para saber más al respecto, continúa la lectura.

Principales usos de la cafeína

La cafeína es una sustancia estimulante de la familia de los alcaloides. De manera natural, se encuentra en el café, el chocolate y el té; sin embargo, en algunos como el té blanco, la proporción es bastante baja (15 % menos que el verde).

El uso más común de la cafeína es como infusión. Se estima que en el mundo se consumen más de 2500 millones de tazas de café al día, según las investigaciones. Además, esta tendencia va en aumento en cuanto al consumo per cápita.

Por otra parte, esta sustancia se incluye como ingrediente principal o complemento para potenciar el efecto en una variedad de fármacos. Entre estos se encuentran los utilizados en el tratamiento de los resfriados, las cefaleas y las migrañas. Incluso, se ha probado experimentalmente en la prevención de la enfermedad de Parkinson.

Aparte de esto, se cree que tiene un efecto estimulante a la hora de combatir la alopecia. Por eso, en el mercado se puede encontrar champú con cafeína. En particular, se dice que activa los folículos capilares, lo que hace crecer el cabello.

Champú con cafeína, comercial o casero

Aunque tal vez no te resulte conocido, esto no es nada nuevo. Las primeras marcas comerciales de champú con cafeína son de principios del siglo XX. En la actualidad, hay diversas presentaciones y variedades. Incluso, hay toda una línea de cosméticos con este ingrediente y no solo para el cabello. Algunos son los siguientes:

*Enjuagues.

*Acondicionadores.

*Gel para fijación.

*Exfoliantes.

*Cremas rejuvenecedoras y antiacné.

*Cremas para celulitis.

En sus fórmulas, aparte de dicha sustancia, los champús con cafeína incluyen ingredientes que podrían favorecer la regeneración del cabello, como el zinc, la biotina, la niacina, el aceite de castor, entre otros.
En cualquier caso, todas las presentaciones aseguran que, con su uso, el folículo se hará más fuerte y el cabello no se caerá tan fácilmente. Por supuesto, también es posible hacer un preparado casero. ¿Cómo? Primer reúne los siguientes implementos:

*Agua o aceite de coco líquido.

*Champú neutro (aunque puede ser tu champú habitual).

*5 cucharadas de café molido.

*Canela o bicarbonato de sodio (opcional).

*Recipiente para mezclar.

*Un embudo.

*Instrucciones

Comienza remojando el café en el aceite. Echa esta mezcla en una olla, y cuece a fuego lento por cinco horas. Remueve cada treinta minutos
En caso de usar agua, caliéntala previamente y colócala en el recipiente para mezclar, junto con el café.
Luego, añade los demás ingredientes. Vierte el preparado en el envase usando el embudo. Al momento de aplicar, agita un poco.

¿Cómo se usa el champú con cafeína?

El preparado con cafeína se usa como cualquier otro champú normal. Basta con mojar bien el cabello y aplicar un masaje vigoroso sobre el cuero cabelludo.

Debes permitir que el producto entre en contacto con el folículo piloso. Por ende, no laves la cabeza de inmediato. Espera por lo menos 5 minutos antes de enjuagar.

De preferencia, es mejor que laves tu cabeza usando agua fría, ya que ducharse con agua caliente es perjudicial, además de que aumenta la tasa de caída de pelo al dañar el folículo piloso.

Lo recomendable es usar el champú con cafeína de dos a cuatro veces por semana, o un día sí y un día no como máximo. Usarlo con más frecuencia no va a incrementar su efectividad.

Publicado

Espacio Publicitario

D : H : M : S

Contenido promocionado