Secretaría de Salud vacunó contra la encefalitis equina en Popayán

n1_35

De izquierda a derecha. Magnolia Muñoz, Dylan Sebastián Muñoz, Yilber Malés, Luciana Malés, Manuel Gómez, José Otoniel Meneses; participantes de la jornada de vacunación a equinos.
 

Una actividad de atención veterinaria se realizó en el parque Carlos Albán de la ciudad de Popayán con el fin de prevenir la aparición de una enfermedad que puede transmitirse a humanos.
 

En la capital del departamento del Cauca se llevó a cabo una jornada de vacunación animal, con el objetivo de mejorar las condiciones de salud de los equinos que son usados para el remolque de las “carretillas”.

Iniciativa
Por medio de una iniciativa de colectivos animalistas de la ciudad de Popayán, en trabajo conjunto con funcionarios de la administración municipal por medio de la división de protección ambiental, se desarrolló una jornada de vacunación contra la encefalitis equina venezolana con los caballos que son usados en los vehículos de tracción animal. La jornada se realizó en el conocido parque Carlos Albán del barrio Bolívar, con el fin de que los propietarios de dichos vehículos llevaran a sus animales a la jornada de atención.

Enfermedad
Veterinarios del grupo GRIA explicaron que la enfermedad conocida como “encefalitis equina venezolana” es una enfermedad que se transmite a los humanos, afecta el sistema nervioso y no tiene cura ni tratamiento, “los equinos son infectados por la picadura de un mosquito. La enfermedad es de carácter viral y comúnmente se origina en aves las cuales son asintomáticas, sin embargo, al ser picadas por mosquitos, estos últimos transmiten la enfermedad, provocando una inflamación en la materia gris de los caballos, lo cual desencadena en degeneración neuronal, infiltración de células inflamatorias, gliosis y hemorragias, terminando con la muerte del animal. Esta enfermedad es peligrosa debido a que también puede ser transmitida a humanos, por la picadura de los mosquitos”.
Finalmente, los veterinarios indicaron que la actividad contó con una nutrida participación de los carretilleros quienes fueron favorecidos con otras atenciones médicas, “hicimos desparasitación, revisión médica veterinaria y vitaminización intravenosa”.