Super Campeones esta festejando 38 años de su estreno

Super Campeones

Pero la fiebre rompió fronteras y marcó a generaciones en todo el mundo entre las décadas 80 y 90, en todo el mundo. Es cierto que los goles se podían tardar todo un episodio, pero las aventuras de Oliver Atom y sus amigos buscando el sueño de ser profesionales y enfrentar a rivales de primer nivel en el mundo, tenían una magia especial que hoy muchos recuerdan.

La primera etapa de la serie estuvo compuesta por 128 capítulos de 21 minutos. Además, se crearon otras historias para la producción animada en la que el equipo de Oliver encara un mundial infantil contra Alemania y las historias de otros jugadores del combinado conocido como Niupi y la evolución de Atom como deportista en Brasil.

Hace uno años se reveló por internet que Súpercampeones tenía un final trágico en el que su protagonista aparecía en un episodio sin piernas y hospitalizado. Todo ese contexto daba a entender que Oliver había tenido en realidad un sueño de su carrera futbolística. La reacción de los fanáticos fue apabullante, pero los propios creadores de la serie desmintieron ese giro tan radical en la historia. En realidad se trató de un montaje que tuvo sus 15 minutos de fama gracias a la red.

Realmente, en el último episodio de la serie la selección japonesa se prepara para enfrentarse al equipo de Brasil en la inauguración de la Copa del Mundo. Mientras Oliver y sus amigos han consolidado una carrera deportiva en Europa. Aunque nunca se conoce el resultado de ese partido, ya que el episodio termina con el pitazo de inicio del juego. En este momento, se puede ver una temporada de Súpercampeones en Netflix.