Un eterno plan para Popayán

Y si hay un tema que ‘no es nuevo’ es precisamente el del POT. Varias administraciones municipales le han quemado tiempo y recursos al POT sin que se haya definido gran cosa, es un eterno borrón y cuenta nueva en cada periodo de la alcaldía. Manoseado como nunca sigue estando ausente y su ausencia es la causa del caos urbanístico de la ciudad y la falta de horizontes.

Le han ‘quemado’ plata

Pero la memoria del pueblo es flaca y los funcionarios suelen manosear a la gente con mucho arte y cinismo. Sin irnos muy atrás, en el periodo del alcalde Francisco Fuentes, la jefe de la Oficina de Planeación Municipal de entonces, invitó a la ciudadanía de Popayán a participar de los procesos de planificación para construir el Plan de Ordenamiento Territorial, POT bajo el lema “Popayán ideal”, que según la funcionaria es la “carta de navegación que llevará a la ciudad que todos queremos y necesitamos”.
“Los ciudadanos tendrán la oportunidad de aportar ideas y propuestas para ser analizadas e incorporadas al Plan de Ordenamiento”, expresó la funcionaria, quien añadió con mucha pompa que nunca antes en la historia de la Administración Municipal se había invitado a los ciudadanos del común, a las organizaciones sociales y a la comunidad en general a hacer parte de la construcción de la ciudad futura.
Con este innovador ejercicio de participación ciudadana, se buscaba que las personas se apropiaran de las políticas públicas e hicieran parte de ellas y se incremente su sentido de pertenencia por Popayán.

Noticia vieja

Qué bonito sonaba todo ese discurso. Todo quedó registrado en una nota periodística que se publicó en este medio el 5 de septiembre del 2015. Del ‘innovador’ proceso de participación ciudadana para el nuevo POT, no quedó ni la página web. Ahora se vuelve a hablar del POT, y de nuevo hay esperanzas de que esta vez si será .
Esperamos que la actual Administración logre destrabar de una vez por todas la hoja de ruta que necesitamos y Popayán empiece a abandonar el caos urbanístico. Sería el mejor regalo.