Conducción defensiva

A propósito de la escandalosa cifra de muertos en accidentes de tránsito queremos hablar del concepto de conducción defensiva. El propio calificativo de ‘defensiva’, puede conducir a equívocos. En Colombia muchas personas suponen que la conducción defensiva consiste en no dejar pasar a nadie. Mientras vamos pitando ante cualquier situación y atravesándonos en las intersecciones para intentar llegar los primeros.

Anticipación

Pero el concepto de conducción defensiva se refiere a la necesidad de anticiparse a situaciones de riesgo. Para evitar un accidente o al menos intentar minimizar sus consecuencias. La conducción defensiva se basa en unas técnicas sencillas que permiten al conductor depender de su propio comportamiento al volante. Para evitar accidentes ocasionados por los errores de otros usuarios de la vía o por el estado de la misma.
Las claves son la observación, anticipación y separación que nos permitirán transitar más seguros por la vía. Es importante que la visión del conductor sea panorámica, o sea que tiene que mirar más allá de lo que pasa delante del carro; entre más rápido vayamos, más lejos debemos mirar.Los espejos retrovisores debemos mirarlos con regularidad para saber qué pasa alrededor, además podemos controlar el punto muerto girando un poco la cabeza.

Atentos

Estar preparados para cualquier situación imprevista que pueda suceder en la vía, entre más atentos estemos más posibilidades tendremos de detectar situaciones de peligro. En caso de intuir un peligro, como un peatón o un animal que se atraviesan por la calle, debemos levantar el pie del acelerador para circular más despacio, de manera que tengamos margen de maniobra. Tampoco podemos confiarnos, porque cualquier otro conductor puede cometer imprudencias como saltarse un semáforo en rojo o un stop.
Cuando vamos por la vía debemos tener al menos dos segundos de separación respecto a un punto fijo entre nuestro carro y el que va adelante, esa distancia nos ayudará a reaccionar más rápidamente ante cualquier imprevisto. Como no es posible controlar la distancia con el carro que viene detrás, debemos intentar frenar de manera progresiva. Además es importante que sepan que estamos detenidos pisando el freno o encendiendo las luces de emergencia.