¿Qué tipo de endulzante usar en la alimentación diaria?

La mejor forma de obtener energía es a través del azúcar. Hoy existen muchas opciones para endulzar, sin agregar azúcares extra.
¿Qué tipo de endulzante usar en la alimentación diaria?

El dulce es un sabor que hace parte de muchas de las comidas del ser humano, ha estado presente de manera natural en varios alimentos que se han consumido milenariamente y se siguen consumiendo hoy como lo son las frutas. Con el paso del tiempo se han desarrollado y extraído nutrientes o componentes similares para adicionarlo a las comidas y replicar ese sabor que tanto gusta.

El azúcar de mesa, el que se añade, es uno de estos alimentos que además de ser dulce aporta carbohidratos, dándole energía al cuerpo al convertirse en glucosa que se transporta en la sangre a las células. Sin embargo, estos carbohidratos también están presentes en otros alimentos que se consumen comúnmente, como hortalizas, cereales y legumbres, y son la principal fuente de energía para el cerebro, el órgano más importante que tenemos.

Es importante saber cómo consumir azúcar u otros productos para endulzar los alimentos puesto que las grandes cantidades podrían causar complicaciones de salud.

“Demasiado consumo de azúcar podría afectar el correcto funcionamiento del organismo, y el exceso de calorías provenientes de este alimento puede llevarnos a padecer sobrepeso y/u obesidad, así como alterar el metabolismo de esta y a trastornos como hiperglicemia”, explica Clara Valderrama, integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition.

Dentro de lo posible hay que regular su consumo considerando que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, no debe superar el 10% de la ingesta calórica diaria total, y recomienda limitarla a menos del 5%.

Ahora bien, la cantidad de carbohidratos necesaria para el cuerpo varía de persona a persona por factores como la actividad física que se haga, el sexo, la edad y los objetivos de bienestar que se tengan. Por ejemplo, alguien que practica regularmente algún deporte tiene un gasto alto de energía por lo que necesitaría más calorías, algunas de ellas provenientes de los azúcares y otros carbohidratos.

Por el lado de las personas que tienen por objetivo controlar su peso, sería recomendable disminuir el consumo de azúcar refinada y/o reemplazarla por opciones que no aporten calorías.

“Las personas deben primero identificar la necesidad de endulzar los alimentos, después de esto, conocer las diferentes opciones de endulzantes que hay en el mercado”, aconseja Valderrama.

Edulcorantes, alternativa al azúcar

Los edulcorantes son sustitutos del azúcar que agregan dulzor y, algunos de ellos, no aportan calorías por lo que son una opción para quienes buscan controlar la ingesta de calorías sin dejar de lado el sabor dulce.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) reconoce como seguros los endulzantes como: zumos y néctares de frutas, miel, melaza y jarabe de arce. También son seguros y ampliamente estudiados edulcorantes como la sacarina, la sacarosa, el aspartame, entre otros. Otro endulzante que se usa mucho últimamente es la estevia, que es de origen natural y no aporta calorías.

Los edulcorantes vienen indicados en los listados de ingredientes de los alimentos y, en un futuro, en un sello octogonal negro en los empaques de estos con la leyenda “contiene edulcorantes”.

La presencia de azúcar o edulcorantes en los alimentos cumple una función en la formulación. Adicional para hacer una elección del alimento a consumir, se sugiere también revisar características nutricionales del alimento como aporte de fibra, vitaminas, minerales o proteína que tienen importancia biológica en la función del organismo.

Finalmente, Valderrama también recomienda usar especias naturales para saborizar los alimentos. “Podemos emplear opciones naturales como canela, nuez moscada, clavos de olor o vainilla para dar sabor.