El reto floricultor para 2023 será el de sostener empleos

En el Cauca la industria floricultora genera una buena cantidad de empleos, sobre todo en Piendamó, desde donde se distribuye mercancía para todo el occidente colombiano. FOTO / Noticias y respuestas

Uno de los grandes retos que tendrán los floricultores de Colombia en 2023, será el de sostener los 200 mil empleos que hoy genera esta industria, dijo el presidente del gremio que los aglutina, Asocolflores, Augusto Solano.

Cauca en la lista

El nicho productivo representa uno de los cinco grandes exportadores que hoy posee el país, siendo el centro del territorio nacional el principal productor, y apareciendo el Cauca como uno de los territorios en donde esta industria agrícola viene cobrando fuerza, en especial hacia el centro del departamento con Piendamó a la cabeza.

“Será un año lleno de retos para todos los países. Desde nuestro sector nos enfrentaremos a dos muy importantes. El primero, es sostener los 200 mil empleos formales, directos e indirectos que generamos, conservando nuestra competitividad, frente a los posibles cambios en los asuntos laborales que se avecinan”, dijo Solano.

Y agregó que “el segundo reto, es continuar liderando el trabajo en la sostenibilidad en el sector agrícola. La sostenibilidad en el 2023 va a jugar un papel determinante para la supervivencia de las empresas, y en la floricultura internacional será una regla de oro”.

Augusto Solano destacó que dentro de las cosas buenas que dejó el ejercicio 2022 fue el retorno a la presencialidad total, ya que permitió reactivar los mercados externos e internos que posee la flor colombiana. De hecho, una buena parte de la flor producida en el Cauca acaba en el mercado nacional, en especial del Eje cafetero.